21 de marzo de 2014

¿Qué es un sistema educativo?

Xavier Melgarejo recoge tres definiciones sobre qué es un sistema educativo:
a) "Autores e instituciones que no se atreven a definir el concepto y que ponen en evidencia las dificultades para abordarlo".
b) "Autores e instituciones que defienden la idea de que el sistema educativo es básicamente el sistema escolar". 
c) "Autores e instituciones que consideran que el sistema educativo es mucho más amplio que el sistema escolar y que este último forma parte del primero".

Xavier Melgarejo se identifica con la tercera definición: "en mi opinión, es el único modelo que permite explicar las propiedades y el funcionamiento de los distintos sistemas educativos". Entonces, ¿qué es un sistema educativo? Xavier Melgarejo lo define como "el conjunto de influencias educativas que una persona recibe desde el nacimiento hasta la edad adulta a través de instituciones, agentes y organizaciones formales de una sociedad que transmiten conocimientos y la herencia cultural correspondiente, y que influyen en el crecimiento social e intelectual del individuo". El sistema educativo se crea con la finalidad de reproducir los valores, las actitudes y las normas de una sociedad. Está pilotado por el Estado. El sistema educativo está compuesto por tres subsistemas: el escolar, el familiar y el sociolaboral que mantienen una relación de interconexión y de retroalimentación entre sí.

El sistema educativo tiene una serie de propiedades:
1. Totalidad: todo cambio en el sistema afecta a todos sus componentes, al producirse un cambio en el sistema, éste es diferente a como era antes de dicho cambio. Por lo tanto, todo cambio en uno de los subsistemas ( familiar, escolar o sociocultural) afecta al conjunto del sistema educativo, y si queramos intervenir en el conjunto del sistema educativo, debemos actuar en estos tres subsistemas.
2. Autorregulación: En función de la información que recibe del exterior, el sistema educativo insta a su cambio o a su transformación o bien a la conservación de las propiedades del sistema educativo.
3. Equifinalidad: las modificaciones del sistema son consecuencia "de los procesos internos de cada uno de los subsistemas que lo componen y no de sus condiciones iniciales".
4. Apertura: El sistema educativo es un sistema abierto al medio social.
5. Alimentación: El sistema educativo se mantiene por la entrada de alumnos y profesores y de recursos económicos.
6. Equilibrio: El sistema educativo tiende al equilibrio, que se manifiesta, por una inercia a funcionar de la misma manera salvo que se produzca cambios en sus subsistemas.
7. Evolución: Cualquier sistema educativo se desarrolla y crece a partir de las estructuras educativas preexistentes.
8. Inercia: El sistema educativo genera inercias dentro y fuera, que, una vez activadas, tienden a mantenerse para mantener el equilibrio en el propio sistema.

¿Cómo funciona un sistema educativo? El corazón del sistema educativo son los valores de una sociedad. Uno de los aspectos esenciales en el análisis de un sistema educativo es conocer su "centro". Ese "centro" aparece cuando las personas se sienten identificadas con una escala de valores. Esos valores estructuran el sistema educativo y son regulados por las diferentes Constituciones. Durante el proceso de formación, el sistema educativo debe ayudar al proceso de integración de esos valores. En los tres subsistemas no deben imperar valores contrarios con los de la propia Constitución. Como resume Xavier Melgarejo "se podría decir que cada subsistema del sistema educativo es como el engranaje de una máquina que está conectado a los otros dos. Si uno de los engranajes funciona en dirección opuesta a los otros, todo el mecanismo tiene tendencia a bloquearse." Por lo tanto, en cada subsistema no pueden dominar valores diferentes. En consecuencia, las políticas públicas deben fomentar los mismos valores.

Por otro lado, suele identificarse erróniamente el sistema educativo con el subsistema escolar. Esta falsa creencia puede llevar a que el peso del proceso educativo deba recaer en éste último y que los otros dos subsistemas no deberían realizar dicha función. Una de las consecuencias negativas es concebir al sistema familiar fuera del sistema educativo. La familia recibe un mensaje: "la educación no es cosa tuya". El subsistema escolar es un sistema abierto: "Cada día recoge la materia prima( los alumnos), los procesa y los devuelve fuera del subsistema a las familias y otras instituciones educativas, para recuperarlos generalmente al día siguiente". Independientemente del país, los hijos de familias pobres tienen peores resultados que los hijos de familias ricas. Y, esto es así, porque existe una relación entre la situación de la familia y el resultado educativo:  la familia desempeña un papel esencial "que afecta al producto final".

Para estudiar un sistema educativo se puede realizar desde fuera, analizando su fincionamiento, o desde adentro, estudiando las entradas y salidas del sistema. Es necesario conocer el sistema educativo por dentro para poder analizarlo y para entender las relaciones entre entradas y salidas y ver que las salidas no son una consecuencia directa de las entradas. Este análisis pone en evidencia que el modelo causa-efecto o entradas-salidas es insuficiente para explicar lo que sucede dentro del sistema educativo.

Por último, el sistema educativo debe tener "un equilibrio para permitir el crecimiento de todo el sistema social". Si el sistema educativo crece sin parar en detrimento de la sociedad "no solo representará un despilfarro de energía y recursos" sino que será catastrófico para el conjunto de la sociedad. Pero también será catastrófico si el sistema educativo no recibe los recursos necesarios para su desarrollo y su buen funcionamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario